Productos y Servicios Sostenibles | Desarrollo Sostenible | CEMEX
Encabezado Medioambiente y Biodiversidad
Desarrollo Sostenible

Gestión de Riesgos


En CEMEX, cada una de nuestras unidades de negocio tiene un proceso de Gestión de Riesgo Corporativo (GRC). La GRC es un enfoque estructurado para gestionar todos los riesgos importantes que podrían afectar los objetivos de la compañía. Con la GRC se busca apoyar a la alta dirección en toda la organización para el proceso de toma de decisión, reducir el impacto de eventos adversos y capitalizar las oportunidades.

Existe una gran variedad de riesgos que pueden afectar a CEMEX, sus activos y sus empleados, así como a nuestros vecinos. En consecuencia, utilizamos sistemas de gestión de riesgo y herramientas para recolectar información de varias fuentes, analizar los datos, identificar y evaluar riesgos potenciales y responder a ellos. Estos procesos incluyen la evaluación de riesgos relacionados con el medio ambiente, la salud y seguridad industrial.

Tenemos varios procesos que ponen a prueba la robustez de nuestros sistemas, evalúan la normatividad en todas las unidades de negocio e incentivan la mejora continua. Estos procedimientos incluyen entrenamiento a empleados, revisión periódica de nuestras políticas y procedimientos y auditorías internas regulares.

Nuestras operaciones están sujetas a una amplia gama de leyes y regulaciones medioambientales, de salud y seguridad industrial en cada una de las jurisdicciones en las que operamos. Estas leyes y regulaciones imponen estándares de protección ambiental cada vez más estrictos con respecto a, entre otras cosas, emisiones al aire, descarga de agua, el uso y manejo de residuos peligrosos, prácticas de desecho de residuos, la remediación de daño medioambiental o contaminación y la salud y seguridad de empleados y contratistas. Estos estándares nos exponen al riesgo de costos y pasivos sustanciales, incluyendo pasivos relacionados con actividades pasadas, e inclusive por actividades llevadas a cabo por dueños u operadores anteriores y, en algunas jurisdicciones, sin importar la legalidad de la actividad original.

Los esfuerzos para combatir el cambio climático a través de leyes y regulaciones nacionales, estatales y regionales, así como a través de acuerdos internacionales y las leyes y regulaciones de otros países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) pueden crear riesgos e incertidumbres para nuestro negocio. Esto es porque el proceso de fabricación del cemento requiere grandes cantidades de combustible y crea dióxido de carbono (CO2) como subproducto del proceso de calcinación. Dichos riesgos podrían ser los costos para comprar créditos para cumplir con los límites de emisiones de GEI, costos requeridos para proveer el equipo necesario para reducir las emisiones de GEI, o ganancias reducidas o pérdidas que surjan por una demanda reducida de los productos o costos más altos de producción como resultado directo o indirecto de la imposición de controles legislativos o regulatorios.

Además de los riesgos ya mencionados que surgen de controles potenciales o actuales, clima severo, niveles del mar que se elevan, temperaturas más altas y otros efectos que se podrían atribuir al cambio climático pueden impactar a cualquier sector de manufactura en términos de costos directos (por ejemplo, daños a la propiedad o interrupción de operaciones) e indirectos (por ejemplo, interrupción a clientes y proveedores, primas de seguros más altas). No creemos que estos impactos en nuestras operaciones diferirían significativamente con respecto a otros sectores o al público en general.

Nuestras operaciones consumen cantidades importantes de energía y combustible, cuyos costos han incrementado significativamente en años recientes. Para mitigar los altos costos y la volatilidad del combustible y la energía, hemos implementado el uso de combustibles alternos como llantas, biomasa y residuos municipales, lo que ha resultado en menos vulnerabilidad a las altas inesperadas en los precios.

También hemos implementado mejoras técnicas en varios sitios y hemos firmado contratos a largo plazo para tener acceso a coque de petróleo y electricidad para mitigar la volatilidad de precio. A pesar de estas medidas, nuestras operaciones serían negativamente afectadas en el futuro si los costos de la energía y los combustibles incrementan.

Dada la naturaleza de nuestro negocio, tenemos un alto grado de integración en los procesos de obtener de la materia prima clave requerida para nuestro proceso productivo. El no lograr mantener los derechos de propiedad y minería en nuestros sitios tendría un efecto adverso en la continuidad de nuestras operaciones y potencialmente incrementaría el costo de algunos de estos materiales.

Las leyes de competencia buscan prevenir los monopolios, confabulaciones y otros comportamientos anti competitivos, basados en el principio de que la competencia beneficia a nuestros consumidores y promueve el crecimiento económico. Los gobiernos a través del mundo trabajan cada vez más en la aplicación de las leyes de competencia libre, y están cooperando entre sí para prevenir el comportamiento anti competitivo. Adicionalmente, las leyes locales están comenzando a converger con respecto a los principios básicos y conceptos de la libre competencia. CEMEX, como empresa global que opera en varios países, está expuesta a varias sanciones penales y/o civiles que pueden tener un impacto significativo en nuestra rentabilidad. Bajo leyes aplicables en Estados Unidos, Europa y otros lugares en los que CEMEX trabaja, es un crimen si la compañía directamente, o a través de un intermediario, ofrece, paga o promete pagar, un soborno o cualquier cosa de valor a un representante gubernamental (incluyendo empleados de empresas paraestatales o empleados de organizaciones públicas internacionales) con el propósito de obtener o mantener relaciones comerciales. El término “cualquier cosa de valor” incluye sobornos o regalos tanto monetarios como no monetarios. Las sanciones penales y/o civiles por violar las diferentes leyes de competencia locales e internacionales pueden ser severas.

Las principales tareas de la GRC son

  • Identificar y explicar las amenazas
  • Proveer inteligencia estratégica
  • Garantizar que el alta dirección analice los temas
  • Coordinar las estrategias de mitigación
  • Promover una cultura de conciencia de los riesgos

La función de la GRC en CEMEX está estructurada en los niveles global, regional y local, y está compuesta de una red de más de 50 profesionales de la administración de riesgos en toda la compañía.

Se elabora una agenda de riesgo corporativo semestralmente, en la que se considera una combinación integral de enfoques. Se identifican los riesgos internos y externos y se clasifican de acuerdo a una taxonomía específica que considera todo tipo de riesgos que podrían impactar a la compañía, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Riesgos estratégicos
  • Riesgos económicos, políticos y sociales
  • Riesgos operativos
  • Riesgos de cumplimiento legal
  • Riesgos financieros y de reporte

Cada unidad de negocio es responsable de identificar todos los riesgos potenciales y de crear su propia agenda de riesgo. El proceso de la GRC utiliza diferentes herramientas y metodologías para recolectar información de una gama de fuentes, analiza los datos, identifica, evalúa y desarrolla estrategias para mitigar los riesgos potenciales.

Como parte del proceso de gestión de riesgo, los dueños del riesgo que tienen la autoridad para mitigarlo, y los representantes de la GRC, monitorean continuamente los indicadores clave de riesgo que podrían impactar el desarrollo de los principales riesgos. En caso de que se identifique un cambio en el nivel de riesgo, el Comité de Gestión de Riesgo debe ser informado para que se tomen las medidas necesarias.